Instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo

El autoconsumo es la generación de energía eléctrica mediante paneles solares fotovoltaicos para consumo propio. Con este sistema el consumidor se sitúa en el centro, ya que dispone de capacidad de decisión sobre la producción y consumo energético que realiza.

Las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo conectadas a la red están especialmente indicadas para hogares o empresas que quieran ahorrar en la factura eléctrica y reducir la dependencia de la red, aprovechando una fuente de energía limpia y que respeta el medio ambiente.

Domesticas

El autoconsumo se adapta muy bien a los hogares, permitiéndote crear tu propia electricidad. Además, en los momentos que no la puedes consumir, la electricidad que generes la podrás verter a la red y tu misma comercializadora te lo compensara mensualmente en la factura.

Empresas

Las empresas industriales tienen dos activos que hacen que la energía fotovoltaica sea una inversión especialmente rentable: un horario laboral que coincide con las horas de producción solar, y grandes superficies de cubierta. Así, se puede generar mucha electricidad y consumirla en el mismo momento, lo que maximiza su valor.

Dentro de cada modalidad de autoconsumo se clasifica en individual, si solo existe un consumidor, o colectivo, si se trata de varios consumidores asociados. Siempre existe la posibilidad de almacenar el excedente de energía que no se ha consumido en baterías inteligentes asociadas a las instalaciones. Para acogerse a cualquier tipo de modalidad de autoconsumo, es necesario que el consumidor o consumidores asociados dispongan de un contrato de suministro eléctrico.

Existen dos tipos de sistemas de autoconsumo: SIN excedentes y CON excedentes

– Autoconsumo SIN excedentes 

Las instalaciones de autoconsumo sin excedentes son aquellas que, conectadas a la red eléctrica, disponen de un sistema antivertido tal que impida la inyección del excedente de energía eléctrica a la red.

– Autoconsumo CON excedentes

Las instalaciones de autoconsumo con excedentes son las que, además de suministrar energía eléctrica para autoconsumo, pueden inyectar la energía excedente a la red de distribución.

Dentro de este grupo las instalaciones CON excedentes podrán ser:

a) Autoconsumo ACOGIDO A COMPENSACIÓN

El consumidor utiliza la energía procedente de la instalación de autoconsumo cuando la necesita, pudiendo comprar energía de la red en los momentos en que esta energía no sea suficiente para satisfacer su consumo eléctrico.

Cuando no se consume la totalidad de la energía procedente de la instalación de autoconsumo ésta puede inyectarse a la red y, en cada periodo de facturación (máximo un mes), la factura emitida por la comercializadora compensará el coste de la energía comprada con la energía vertida. En ningún caso el resultado podrá ser negativo.

b) Autoconsumo CON VENTA A LA RED

Pertenecerán a esta modalidad todos los autoconsumos con excedentes que no se puedan acoger a compensación o que voluntariamente opten por no acogerse a ella. En este caso, los excedentes se venderán en el mercado eléctrico.

Arriba