Instalaciones fotovoltaicas aisladas

En las instalaciones de autoconsumo aislado no existe conexión a la red eléctrica, por lo que no es posible volcar o consumir electricidad de la red general. En este tipo de sistemas, el consumo de electricidad es instantáneo y el excedente se almacena en baterías para usos posteriores.

Este tipo de instalaciones son muy adecuadas para hogares o aquellas empresas que desarrollan su actividad en el mundo rural y no disponen de acceso a la red eléctrica. Con estos sistemas se consigue una alta cobertura de la demanda energética que se puede complementar con la instalación de un grupo electrógeno. Éste sirve para cubrir puntualmente la demanda en aquellos casos de falta de generación durante varios días.

Las instalaciones fotovoltaicas aisladas pueden ser de gran utilidad en actividades como explotaciones agropecuarias, sistemas de riego, sistemas de bombeo, hoteles rurales y refugios.

Arriba